ecografías Nerja

Preguntas frecuentes sobre las ecografías

La primera ecografía es uno de los momentos más esperados del embarazo, pero debe saber que es algo más que la primera imagen que tenga de su bebé. Asimismo, no solo la primera sino también las siguientes ecografías, ya que permiten conocer la evolución del embarazo y del feto y pueden revelar anomalías fetales.

La ecografía ha marcado un antes y un después para controlar embarazos. Es la prueba prenatal que más cantidad de información es capaz de ofrecer.

No solo es vital desde el punto de vista médico, sino que también es algo muy importante para los padres porque les permite ver a su hijo y oír sus latidos antes de nacer, siendo también muy valioso en el plano emocional.

Es una prueba que comenzó a emplearse en la década de los 70, experimentando un gran avance hasta día de hoy. En este artículo queremos desvelarle algunos secretos de la realización de las ecografías.

¿Qué es y para qué sirve una ecografía en el embarazo?

Es una técnica indolora, inocua y sencilla. La ecografía es un procedimiento de diagnóstico por imagen que emplea haces de sonido no audibles para el oído humano (ultrasonidos), que se dirigen hacia el objeto a estudiar, en la mayoría de los casos el feto, para comprobar su evolución.

ecografías Vélez-Málaga

Estas ondas sonoras chocan con diferentes estructuras: músculo, grasa, piel, líquido… Dependiendo de la capacidad de penetración en cada tejido, parte de los ultrasonidos que componen el haz se refleja y otra parte continua. Los ultrasonidos reflejados son recogidos por la misma sonda que los emite y cuando se analizan por el equipo se presentan en la pantalla en forma de imágenes.

El hueso es la estructura que más número de ecos rebota y aparece representado en blanco, mientras el líquido, que es el que menos rebota, aparece en negro.

En definitiva, una ecografía proporciona información sobre la evolución del embarazo, la cantidad de líquido amniótico, la localización de la placenta, el grado de bienestar fetal, su crecimiento y la posición del feto dentro del útero. Y lo que es más importante: juega un papel primordial en la detección de anomalías fetales.

¿Es nocivo para el feto o la madre?

La ecografía no emplea radiaciones ionizantes de rayos X, sino de ultrasonidos. El paso de los ultrasonidos a través de los tejidos puede liberar calor, por efecto térmico, pero la cantidad liberada en los equipos médicos es insignificante, de forma que hasta la fecha no se ha localizado ningún efecto adverso por su uso, ni en el feto ni en la madre. Puede estar totalmente tranquila de que no ocurrirá nada a la hora de realizársela.

¿Cuándo se puede detectar el sexo fetal?

El sexo fetal se puede determinar, a partir de un médico ginecólogo experimentado, en más del 95% de los casos y con una fiabilidad superior al 99% a partir de la 18ª semana de embarazo.

Entre la 12ª y 18ª semana es posible detectarlo en un porcentaje bastante alto, peor el margen de error es mayor.

¿Cuántas ecografías son necesarias en el embarazo?

Se trata de un momento esperado por todas las futuras madres, pero a menudo desconocemos cuantas ecografías nos harán.

Por carácter general, son necesarias hasta tres ecografías a lo largo del embarazo, aunque en algunos casos pueda ser necesario realizar alguna que otra más.

Hoy en día las exploraciones mediante ecografía son rutinarias para las mujeres embarazadas, pero lo aconsejable es que no se realicen más de tres durante el embarazo.

Para la realización de ecografías en Nerja y Vélez-Málaga, acuda al médico ginecológico Dr. Herrera Cardenete. El sabrá atender sus dudas y preocupaciones, porque lleva muchos años realizando esta técnica con seguridad para sus pacientes.