Diagnóstico precoz del Cáncer Ginecológico y Mamario

Antonio Moreno
952 542 732 rherrerac@sego.es
Menu

Diagnóstico precoz del Cáncer Ginecológico y Mamario

Cuando hablamos de cáncer ginecológico utilizamos un término amplio puesto que en él se incluyen vulva, vagina, ovarios, útero, trompas y, también, mamas. Lo habitual es que reciban un nombre u otro en función el órgano en el que se han originado.

Los síntomas que experimenta la paciente que sufre alguna de estas patologías pueden variar considerablemente de unos cánceres a otros. De igual forma, el estado de salud general, los hábitos y el historial clínico de la mujer, determinarán qué factores de riesgo pueden provocar que aumenten las posibilidades de padecer cáncer.

Además de tomar las pertinentes medidas de prevención, como pueden ser las revisiones periódicas, es necesario estudiar con sumo cuidado cada caso con el fin de aplicar el tratamiento más adecuado.

El diagnóstico precoz del cáncer ginecológico hace que podamos actuar al inicio de la enfermedad con resultados sumamente eficaces. Las pruebas pertinentes permitirán al especialista detectar el problema y aplicar diligentemente una solución:

Cáncer de cuello de útero (cérvix):

El cáncer de cuello de útero está causado por el HPV o Virus del Papiloma Humano, una enfermedad de transmisión sexual. Puede afectar a cualquier mujer sexualmente activa con independencia de su edad. Es el segundo cáncer más frecuente en la mujer.

Las principal forma de prevención contra el HPV  es la vacuna (eficaz en un 75% de los casos) y para aquellas mujeres no inmunizadas,  la protección en las relaciones sexuales.

Para el diagnostico precoz contamos con el cribado citológico, tipaje HPV, la colposcopia, la biopsia de cérvix (sólo si resulta necesaria).

Desde nuestra consulta de Ginecología recomendamos a todas las mujeres que se sometan a controles citológicos desde el momento en que comienzan a mantener relaciones sexuales y además a todas las madres que vacunen a sus hijas al llegar a la pubertad.

Cáncer de vulva:

Lo más común es que el cáncer de vulva se localice en los bordes internos de los labios. Para el diagnostico,  ante la  presencia de lesiones sospechosas,  es preciso realizar vulvoscopia, citología y biopsia de dichas  lesiones sospechosas.

Cáncer de endometrio:

El endometrio es la capa interna del útero, que se estimula con las hormonas producidas por el ovario o las administradas artificialmente. Se desprende mensualmente con la menstruación.

El cáncer de endometrio suele debutar con sangrados, sobre todo en la menopausia. Las ecografías trasvaginales y la biopsia endometrial son las pruebas que permiten al especialista diagnosticarlo.

Cáncer de ovario:

Los ovarios están localizados en la cavidad abdominal. Para visualizarlos necesitamos diagnostico por la imagen,  fundamentalmente la ecografía trasvaginal y en ocasiones TAC y RMN.  De todos los tipos de cáncer ginecológico, se trata del que causa una mayor mortalidad.

Cáncer de mama:

Los casos de cáncer de mama son los más habituales. Es importante que la paciente conozca y autoexplore sus pechos y consultar con el ginecólogo si aprecia alguna anomalía.

Sera el ginecólogo, mediante la exploración y ayudado de técnicas de la imagen (ecografías y mamografías) el que determine si la lesión objetivada es sospechosa, procediéndose, si fuera necesario, la realización de biopsias (BAG), dirigidas por ecografía o por esterotaxia.

Test BRCA:

El test BRCA se lleva a cabo en muestra de sangre o saliva. Esta prueba se realiza en aquellas pacientes con alto riesgo familiar de padecer cáncer de ovario o mama (cáncer hereditario por mutación de los genes BRCA 1 y BRCA 2). Gracias a este análisis se pueden aplicar medidas preventivas contra el cáncer.

Pida su cita ahora con nuestra consulta de Ginecología y solicite más información sobre el diagnóstico precoz del cáncer ginecológico.

Más información


Especialidades

Contacto

Contacta
con nosotros